francisco perez yoma startup

8 razones que harán que su startup fracase

Seguro que usted está emocionado de estar construyendo su propia empresa, pero ¿está prestando atención a la presupuestación, su presencia en línea y lo que la competencia está haciendo?

Así que, finalmente lo ha conseguido: ha reunido algo de capital, quizás incluso has atraído a algunos inversores y has empezado a formar un equipo para la empresa de sus sueños.

Siempre ha tenido una forma emprendedora de ver el mundo, y ahora es el momento de aplicar esa mentalidad para construir su propia empresa.

Pero a pesar de su impulso y de lo mucho que se preocupa por su empresa, no le está yendo tan bien como pensaba. Ha encontrado algunos obstáculos en el camino al éxito, y no está del todo seguro de cómo manejarlos.

Sin embargo, el hecho es que muchas empresas se enfrentan a estos problemas. Y hay ocho hábitos que le impiden a usted -y ellos- construir una empresa exitosa. Si usted cuales son, estará en camino de cambiar las cosas.

 

  1. Falta de planificación

Especialmente para las empresas que recién comienzan, no planear lo suficiente puede ser uno de los mayores problemas de un empresario. Por muy buena que sea su idea o servicio, si no ha planeado con anticipación aspectos como quién es su cliente ideal, cuánto dinero planea gastar mes a mes y cuáles son sus objetivos a corto y largo plazo, luchará cada vez más a medida que su empresa crezca.

Aunque es emocionante comenzar, crear un plan de negocios es lo primero que usted tendrá que hacer.

 

  1. Menospreciar la tecnología

Aunque invertir en tecnología puede parecer un gasto del que no se puede prescindir, a la larga perjudicará a su empresa si no lo hace. Las tecnologías correctas – ya sea una aplicación de contabilidad o una suscripción a un sitio que le ayuda a obtener todos los documentos legales correctos y firmarlos en línea – pueden ahorrarle no sólo tiempo, sino también dinero.

Y, a menudo, si encuentra una tecnología que no puede permitirse, hay alternativas que puede usar gratis. Si se ve a si mismo  como un empresario a la antigua usanza, es hora de cambiar las cosas y aprovechar las tecnología que realmente puede ayudarle.

 

  1. Apuntar al target equivocado

Uno de los mayores errores que cometen las nuevas empresas es no apuntar sus esfuerzos de marketing al segmento objetivo correcto . Eso podría significar identificar la base de clientes equivocada, o publicidad en  lugares equivocados o el diseño de un sitio que apaga a los usuarios.

Por muy bueno que usted piense que sea su producto, puede ser fácil asumir que eso es todo lo que necesita. Pero es todo lo contrario.

 

  1. Exceso de gastos

Aunque vale la pena gastar dinero donde es necesario, puede ser fácil dejarse llevar y gastar demasiado. Especialmente en el comienzo del desarrollo de su empresa, usted querrá tirar el dinero en los nuevos problemas que vienen a usted. Pero es importante presupuestar correctamente; de lo contrario, es posible que gaste más dinero del que tiene y no tenga suficiente para el futuro.

Tener una buena gestión del flujo de caja es clave para resolver este problema.

 

  1. Gastar muy poco

En el otro lado de la moneda, es posible que no esté gastando lo suficiente. A veces, usted desea retener el dinero que debería estar gastando ahora – por ejemplo, en una investigación de mercado muy necesaria, que rápidamente generará más ingresos para usted, o contratar a alguien para su equipo que pueda manejar aspectos importantes como la recaudación de fondos.

 

  1. Falta de presencia online

Así como es importante comercializar su empresa al público adecuado, también se beneficiará enormemente de tener una fuerte presencia en línea. Por muy perfecto que sea su producto, si su sitio web es demasiado pesado en texto y difícil de navegar, o si no está difundiendo su contenido a través de las plataformas de medios sociales adecuadas, como Facebook o Instagram, nadie va a saber sobre su producto.

 

  1. No delegar

Uno de los peores hábitos que usted puede tener es confiar sólo en sí mismo cuando se trata de dirigir su empresa. Cuando su propio sueño se hace realidad, es fácil querer controlar todos los aspectos, desde la financiación, la recaudación de fondos y la creación de contenidos, hasta el marketing y los medios sociales.

Pero no sólo este hábito le consumirá rápidamente, sino que también tendrá problemas para identificar y resolver problemas. Con delegar de forma eficaz, usted será capaz de gestionar su equipo y hacer las cosas de manera eficiente y creativa.

 

  1. Minimizar a la competencia

Cuando usted tiene su propia empresa y su propia idea, y se está concentrando en construirla mientras gasta sabiamente, es posible que se olvide de sus competidores. Pero si usted ignora a las compañías que venden el (casi) mismo producto o servicio que usted es, va a perder dinero.

Usted querrá desarrollar una estrategia investigando qué hace que su marca sea diferente y preferible a los consumidores y luego destacar esas diferencias en su plan de marketing.

Si usted quiere construir una empresa exitosa, todo se trata de tener los hábitos correctos, especialmente al principio. Al asegurarse de seguir estos consejos, usted está seguro de encontrar el éxito que está buscando.

¿Qué retos ha encontrado con su nueva empresa? ¿Qué hábitos le han ayudado más?

 

Artículo traducido y adaptado de Entrepeneur

 

Francisco Esteban Pérez Yoma es un ingeniero y empresario chileno del sector inmobiliario. Estudio en el Saint George’s College y en la Universidad de Chile, donde se tituló como Ingeniero Civil.