idea de negocio

Cómo evitar perder tiempo en ideas de negocios sin futuro

Si quiere ganar empezar a ganar dinero como empresario, necesita aprender a detectar ideas de negocios sin futuro y decirles que no para que pueda concentrarse en las ideas buenas. Esto es  sumamente importante cuando las ideas vienen de su propia cabeza. Es fácil ser protector de sus propias ideas porque se sienten como sus propios hijos, pero tiene que aprender a ser más objetivo si quiere crear algo rentable.

Por eso estoy a punto de enseñarle un proceso que elimina completamente su opinión de la ecuación. En su lugar, usted tendrá un sistema rápido y sencillo para descubrir la opinión de su mercado, que es la opinión que decide si usted fracasa o se vuelve rico.

 

Empiece con el discurso

Antes de gastar un solo dólar o incluso un solo minuto de su tiempo en la creación de su producto o servicio, comience a crear el terreno de juego. Encuentre personas que estén en su mercado y que tengan dos minutos para chatear y luego presénteles su negocio como si ya estuviera funcionando. Por supuesto, siempre se les puede decir que este es un escenario hipotético.

Cuando presente su propuesta, no se preocupe tanto por lo que la gente diga en respuesta. Sólo cuide su lenguaje corporal.
Si su presentación no crea una respuesta física en su audiencia, tiene trabajo que hacer. Ya sea que su idea de producto o servicio sea abrumadora, o que su historia no esté transmitiendo adecuadamente la emoción de lo que usted ofrece.

Eso me lleva a la segunda razón por la que necesita empezar con un discurso: este con la práctica. Si escucha atentamente a su audiencia, terminará añadiendo características que son más emocionantes o eliminando características que no importan. Es posible que incluso se dé cuenta de que su idea proporciona un beneficio completamente diferente de lo que pensaba al principio.

Esto es genial, porque todavía no ha gastado nada de dinero, sólo ha gastado un poco de tiempo.

 

Crear un producto mínimo viable y véndalo

Un Producto Mínimo Viable es la versión menos costosa (o incluso gratuita) de su producto que usted puede crear ahora mismo y que todavía proporciona el beneficio principal que usted promete en su parcela. Una vez más, no necesita entregar la mejor versión; sólo necesita probar que su concepto funciona.

Por ejemplo, digamos que usted quiere construir un negocio de entrenamiento de bienes raíces donde usted ayuda a los agentes de bienes raíces a hacer crecer sus negocios. Su Producto Mínimo Viable podría ser un ebook donde explique su proceso para encontrar y negociar los acuerdos más lucrativos. O bien, podría ser una campaña de marketing hecha para usted que otros agentes pueden utilizar para convertir más prospectos rápidamente.

Una vez que tenga su Producto Mínimo Viable, comience a venderlo. No sólo lanzarlo… venderlo. Los dólares deben cambiar de manos. No pienses en esto como ingreso. Esta es una investigación que le dará información crucial sobre cómo vender su producto o servicio. Le enseñará las necesidades fundamentales y los desencadenantes de su mercado. Ese conocimiento le permitirá construir un negocio rentable y escalable.

Esto también terminará cambiando su producto o servicio, lo cual es bueno. Tome este tiempo como una oportunidad para hacer cambios pequeños y económicos que creen un mejor resultado o experiencia para su mercado. Haga esos cambios ahora, porque se volverán mucho más costosos y difíciles a medida que escala el negocio.

 

Pregúntese a si mismo si esta dispuesto a sufrir por esto

Antes de comprometerse con una nueva idea de negocio a largo plazo, necesita entender algo: Esto no será fácil. Las cosas se romperán. Su equipo no siempre seguirá las instrucciones. Incluso si sólo es usted el que vende su producto a través de Amazon o Facebook, prepárese para que ellos hagan otro pequeño ajuste a su algoritmo que cambie completamente su negocio.

No digo nada de esto para desanimarle. De hecho, lo digo para proteger su futuro éxito. Si se mete en el marketing y vende su nueva idea pensando que será fácil, se va a sentir muy decepcionado por la realidad. Esa brecha entre sus expectativas y la realidad podría hacer más daño que cualquier cambio de algoritmo o miembro descuidado del equipo.

Por lo tanto, he aquí la alternativa: Antes de comenzar con su nueva idea de negocio, pregúntese si está absolutamente seguro de esto. Si no lo está, necesita crear esa certeza . Cuando se conviertas en empresario, irá a la guerra. Usted se enfrenta a la competencia dentro de su industria, a la competencia de otras industrias y, lo que es más importante, a la competencia contra las tentaciones de la mediocridad. Para ganar esa guerra, debe tener confianza, valentía y una visión clara. Primero debe ser un líder para usted mismo y luego un líder para todos los demás en su negocio.

Esta es la verdad: El proceso que acabo de enseñarle puede ahorrarle mucho tiempo y dinero, pero la verdadera magia viene de su liderazgo y su visión. Si tiene liderazgo y visión, puedes cometer miles de errores y aún así tener éxito porque aprenderá de esos errores y seguirá moviéndose. Así que, averigüe por qué esta idea es importante para usted, luego comprométase completamente con ella y comience a tomar medidas.

 

 

Artículo traducido y adaptado de Entrepeneur

 

Escrito por Francisco Pérez Yoma

Francisco Esteban Pérez Yoma (Santiago, 16 de enero de 1952) es un ingeniero y empresario chileno del sector inmobiliario, padre de 6 hijos. Estudio en el Saint George’s College y en la Universidad de Chile, donde se tituló como Ingeniero Civil.