Idea de negocio

¿Qué tan viable es su idea de negocio?

El arte de predecir el potencial de una empresa en su etapa inicial consiste en identificar qué factores internos y externos tendrán el mayor impacto en su rendimiento futuro. Para limitarnos a esos factores esenciales, primero podemos reducir la evaluación de una puesta en marcha a la comprensión del potencial al alza, por un lado, y descubrir los riesgos, por otro.

Por lo tanto, he aquí algunas preguntas que le ayudarán a determinar la probabilidad de su plan de negocios se materialice:

 

¿Existe un mercado para su producto o servicio?

A la hora de evaluar el riesgo de una nueva empresa, lo primero que debe tenerse en cuenta es si el producto de la nueva empresa tendrá o no una fuerte presencia en el mercado. Según datos de CB Insights, la razón principal por la que las startups fallan es que no hay necesidad de sus productos en el mercado – un factor que explica la muerte de casi la mitad de las startups en total.

Alex Schultz, vicepresidente de marketing de crecimiento y análisis de Facebook, sugiere que encontrar un mercado de productos adecuado puede ser un proceso desafiante: “El problema número uno que he visto… para las empresas de nueva creación a las que he aconsejado es que en realidad no tienen un mercado de productos adecuado cuando creen que lo tienen”, dijo en una conferencia en la Universidad de Stanford. Después de todo, usted no tiene una bola de cristal, y a veces, incluso un producto tecnológicamente interesante puede pasar por alto las necesidades de los clientes – sólo piense en Segway.

Para comprender mejor si una nueva empresa se adaptará al mercado de productos, hágase las siguientes preguntas:

¿Qué tan bien puede el equipo describir al cliente y sus desafíos? En última instancia, la adaptación al mercado de productos comienza con una clara comprensión del perfil de su cliente, por lo que cuanto más específica sea la descripción, mayor será la probabilidad de que la puesta en marcha la logre.

Para redondear esto con números, busque tasas de crecimiento orgánico. ¿El producto es adoptado orgánicamente? ¿Las recomendaciones de clientes satisfechos impulsan el crecimiento o la nueva empresa invierte mucho para adquirir a cada cliente? A menudo, las grandes inversiones en marketing conducen a un crecimiento “adquirido”, que en realidad finge la adopción del producto.

 

¿Qué tan bien trabaja su equipo en conjunto?

A fin de cuentas, la implementación y el escalado de una solución dependen en gran medida del equipo que está detrás de la puesta en marcha. El no tener el equipo adecuado fue la tercera causa más común de fallas en el arranque, de acuerdo con los datos de CB Insights anteriores. Como tal, es crítico evaluar qué tan bien trabaja el equipo en conjunto.

Considere cuánto tiempo hace que los miembros del equipo se conocen profesional y personalmente, y qué tan bien se llevan bien. Mirar el lenguaje corporal de los fundadores cuando se comunican puede revelar ideas interesantes.

Lo más importante es asegurarse de que los miembros del equipo comuniquen su visión con una sola voz y no expresen mensajes divergentes. Las personas a menudo se expresan de manera diferente en situaciones estresantes, así que también considere si puede confiar en que el equipo trabajará en conjunto para encontrar soluciones en medio de la crisis.

Para los fundadores, la estrategia esencial que puede ayudar a reunir la visión de todos es trazar una hoja de ruta como equipo. La hoja de ruta no sólo debe describir dónde le gustaría estar a la compañía dentro de cinco años, sino también los detalles de lo que todos necesitan hacer para llegar allí.

 

¿Es defendible su idea?

Mirando hacia el futuro, un factor final a considerar es si – y qué tan rápido – los competidores con bolsillos más profundos podrían replicar la oferta de la startup, y si la startup puede construirse sobre recursos o activos que la protegerían de ser invadida por la competencia.

El tiempo de espera ya no garantiza la protección de los inicios. Andy Rachleff, cofundador y presidente ejecutivo de Wealthfront, llega a decir en una entrada de blog: “De hecho, el primero en comercializar rara vez importa. Más bien, el primero en encajar en el producto/mercado es casi siempre el ganador a largo plazo”. Todos recordamos que Yahoo fue el primer motor de búsqueda y MySpace la primera plataforma de medios sociales…

Hoy en día, defender la idea de su startup es una pregunta de varios niveles. Facebook ha demostrado que una red de usuarios puede proporcionar protección frente a la competencia. Netflix y Soundcloud han ilustrado que los datos pueden proporcionar protección a través de un conocimiento más profundo de las preferencias de los clientes. Y las empresas de bienes de consumo como Moleskine se han beneficiado de una fuerte protección a través de sus marcas.

Cuando se trata de evaluar el potencial de una nueva empresa, puede ser un esfuerzo incansable e infructuoso si no se concentra en los factores esenciales. Tanto para los fundadores de nuevas empresas como para los inversores, centrarse en estos elementos puede darle una visión más profunda del potencial de una empresa sin intentar hervir el océano o ahogarse en detalles.

 

 

Artículo traducido y adaptado de Entrepeneur

 

Francisco Esteban Pérez Yoma es un ingeniero y empresario chileno del sector inmobiliario. Estudio en el Saint George’s College y en la Universidad de Chile, donde se tituló como Ingeniero Civil.