10 consejos que lo ayudarán a alcanzar el éxito en el mundo empresarial

Los empresarios son una raza única de personas. Mientras que algunas personas se sientan y fantasean con el glamour de ser su propio jefe y crear su propio negocio, los que están involucrados en el mundo empresarial entienden que incluso considerando todas sus recompensas, la iniciativa empresarial es un camino difícil y complicado.

Los empresarios más exitosos del mundo no son los que impulsivamente dejan sus trabajos para perseguir una idea de hacerse rico rápidamente. Son los que tienen una mentalidad emprendedora, un conjunto de perspectivas y valores que les permiten alcanzar la grandeza.

Estos 10 consejos son los diferenciadores que necesitará tener o desarrollar si va a ser un empresario exitoso.

1. Los desafíos son oportunidades

Los reveses, los obstáculos y los desafíos son elementos dolorosamente comunes de la iniciativa empresarial. La mayoría de las personas reaccionan a estos obstáculos con estrés y pesimismo, con la actitud de que los obstáculos son experiencias negativas que sólo obstaculizan el progreso. Como empresario, se encuentra con tantos desafíos que simplemente no puede permitirse reaccionar de esta manera.

Los empresarios exitosos ven los desafíos como oportunidades. Cada desafío o contratiempo revela una oportunidad clave para crecer, ya sea para mejorar una debilidad existente o tomar medidas para evitar experimentar un contratiempo similar en el futuro.

2. Los competidores son sujetos de investigación

En lugar de ver a los competidores como una amenaza, como lo haría la mayoría de las personas, los empresarios ven a los competidores como oportunidades enriquecedoras para aprender más sobre su industria y su mercado objetivo. Al observar los modelos de negocio de sus competidores, puede aprender lo que hace que el suyo sea único y desarrollar esa singularidad en sus esfuerzos de marca y marketing. Estudiar el énfasis de sus competidores en la experiencia del cliente puede enseñarle cómo mejorar la suya.

Sus competidores le están haciendo un favor, ya han reunido toneladas de información valiosa. Los empresarios se dan cuenta de que depende de ellos aprovecharla.

3. Todo requiere un esfuerzo

El espíritu empresarial es multifacético y constantemente exigente, y no hay escasez de trampas que podrían interrumpir o destruir su negocio. Los empresarios exitosos son conscientes de esto, y son conscientes de que todo -desde el desarrollo de productos, ventas y marketing- requiere un esfuerzo significativo para lograr el éxito. En lugar de buscar atajos, están volcando su esfuerzo en su negocio en cada oportunidad, y cuando alcanzan una meta, ya están ocupados planeando otra.

4. La perfección es el enemigo del progreso

Es un aforismo familiar que nadie entiende mejor que los empresarios. Los empresarios jóvenes o inexpertos pueden verse atrapados en la persecución de su visión original, porque las visiones originales son casi invariablemente “perfectas”. Pero la perfección no es necesaria para dirigir un negocio exitoso y rentable.

De hecho, la perfección es a menudo lo que detiene el progreso. El tiempo que pasa tratando de pulir esos últimos detalles es probable una pérdida de tiempo. En su lugar, gaste sus esfuerzos en el panorama general, y asegúrese de que es sólido.

5. Las cosas grandes están hechas de componentes pequeños

Esto funciona tanto para los problemas como para las soluciones. Por ejemplo, en lugar de ver una campaña de marketing de contenidos como una forma rápida de conseguir tráfico y nuevos negocios, los empresarios ven el marketing de contenidos en términos de sus componentes individuales (blogs, marketing en medios sociales, construcción de enlaces, etc.), cada uno de los cuales tiene sus propias ventajas y desventajas. Los empresarios de éxito pueden dividir los proyectos, problemas y campañas masivos en piezas más pequeñas y manejables.

6. Los errores son saludables

La visión popular de empresarios de éxito masivo como Steve Jobs o Jeff Bezos los ilustra como líderes infalibles. Esto no podría estar más lejos de la verdad. Los empresarios exitosos, incluso las estrellas de rock entre ellos, cometen errores con frecuencia. Además, no tienen miedo de cometer errores, y saben cómo aprender de ellos.

Cometer errores es sano y normal, y cuanto antes se den cuenta los empresarios, mejor. No pierda tiempo haciendo todo lo que pueda para evitar los errores o para castigarse después de cometer uno. Reconozca sus errores, piense en lo que puede hacer para compensarlos y siga adelante.

7. No hay magia

Los empresarios exitosos de los que lee en las noticias no suelen llegar allí porque tropiezan al azar con una gran idea. Llegaron porque invirtieron años de esfuerzo y pasión en una buena idea, y finalmente sus esfuerzos dieron sus frutos.

No puede convertirse en un empresario esperando que haya un milagro, o algún tipo de ascenso instantáneo y mágico a la cima porque su idea haya sido revolucionaria. Incluso las mejores ideas del mundo requieren paciencia, habilidad y un esfuerzo interminable para ganar ese nivel de éxito. Los mejores empresarios del mundo se dan cuenta de esto. Esperar a que su idea haga el trabajo por sí sola, o esperar a que algún elemento invisible lo lleve al éxito sólo puede resultar en un desastre.

8. La perspectiva externa es invaluable

Los empresarios necesitan ser buenos comunicadores, y eso significa escuchar activamente a aquellos con ideas y opiniones diferentes. Es fácil para nosotros quedar atrapados en un modo de pensar.

Muchos empresarios mantienen sus modelos de negocio y directivas demasiado rígidas, lo que en última instancia restringe su capacidad de crecimiento y conduce al fracaso. Los empresarios de éxito, por otra parte, están constantemente buscando personas y experiencias que desafíen su forma de pensar y les lleven a ver las cosas desde una nueva perspectiva.

9. La disciplina es un requisito previo

Para la mayoría de las personas, la disciplina es algo extra. Requiere un pensamiento y un esfuerzo extra para hacer ejercicio, levantarse a tiempo o hacer cualquier otra cosa que no sea pasar el tiempo de ocio. Para los empresarios de éxito, la disciplina es normal. Es un prerrequisito que se aplica a todos los aspectos de sus vidas.

No tienes que ser un líder de estilo militar regimentado para ser disciplinado, pero tiene que saber lo que quiere y estar preparado para hacer lo que sea necesario para conseguirlo.

10. El espíritu empresarial es un estilo de vida

Los empresarios se despiertan como empresarios, van a trabajar como empresarios, vuelven a casa como empresarios y se van a la cama como empresarios. No hay “vida de trabajo” y “vida de hogar”.

La ventaja de esto es que tiene un control total sobre su negocio y sus elecciones profesionales, incluyendo lo que hace por él. La (posible) desventaja de esto es que lleva su negocio con usted a donde quiera que vayas. El espíritu empresarial se convierte en su trabajo y en su vida, y necesita estar preparado para ello si quiere sobrevivir al estilo de vida.

Ser un empresario exitoso no se trata de nacer con una mentalidad específica, sino de estar preparado para los desafíos que le esperan.

Artículo traducido y adaptado de Entrepreneur.