Consejos para mejorar su autoconocimiento

Un factor muy importante para poder potenciar nuestras habilidades tanto profesionales como interpersonales es conocernos a nosotros mismos. Por ello, a continuación, le brindamos consejos prácticos para mejorar tu autoconocimiento.

1. Acuda a un profesional 

Un buen coach puede ser muy valioso para proporcionar un feedback que mejore su nivel de autoconciencia. No obstante, asegúrese de comprobar primero sus credenciales y certificaciones y de que puede trabajar contigo de la forma que deseas. Un buen coach también puede ayudarte a desentrañar los comentarios de los demás y utilizarlos para ayudarte a cambiar.

2. Tome nota de si mismo

Cuando tome una decisión importante, puede ser útil anotar el resultado que espera: ¿qué cree que pasará? En el momento oportuno, vuelve a sus notas y compare el resultado real con lo que esperaba que ocurriera. 

No se limite a pensar en “lo que” ha sucedido, sino reflexiona también en “por qué” ha sucedido. El consultor en gestión Peter Drucker denominó a esta actividad reflexiva “análisis de retroalimentación”: “la única manera de descubrir tus puntos fuertes”.

3. Pregunte a otra persona

Identifique a personas que conozca y sienta que puedes confiar en ellas y pídeles que te den su opinión sobre tu personalidad, hábitos, necesidades y valores. Puede ser útil pedir a las personas que te proporcionen este feedback de forma anónima para que sea más probable que sean honestas y te den una respuesta válida que sea perspicaz y útil.

4. Haga buenas preguntas

Hacer buenas preguntas es una habilidad que puede ser muy valiosa para ti y tu organización. Sin embargo, cuando la pregunta se refiere a tu propio rendimiento, puede ser más difícil ser objetivo a la hora de recibir comentarios negativos. 

Cuando uno se muestra igualmente abierto a todo tipo de comentarios, demuestra que es consciente de sí mismo y está dispuesto a aprender. Hacer preguntas es un modelo de enfoque sólido y transparente para la resolución de problemas y la toma de decisiones del que se beneficiarán todos los miembros de la organización. También anima a los demás a pensar que está bien no saberlo todo y que aprender constantemente es algo positivo.

5. Escuche las opiniones sin justificarlas

Cuando haya solicitado comentarios, es fundamental que los escuches sin justificarte ni justificar tus acciones. De lo contrario, la gente dejará de darte feedback. Y si está ocupado defendiéndote, probablemente te perderás lo que la persona está tratando de decirte. Sin embargo, si escucha y acepta los comentarios sin defenderte, es más probable que escuches lo que necesitas oír y aprendas de ello. También aumentarás tu credibilidad ante la persona y crearás un vínculo de confianza que la animará a seguir dándote comentarios útiles en el futuro.

6. Esté abierto al cambio

No puede ser consciente de ti mismo si no estás activamente interesado en mejorar tu persona y tus habilidades de liderazgo. Requiere un esfuerzo y una concentración constantes, y no lo conseguirás a menos que revises y reenfoques tus esfuerzos con regularidad. 

El mero hecho de hacer esto es la autoconciencia en ti mismo y un paso clave para desarrollarla. Sin embargo, tener el deseo de mejorar es sólo la mitad de la batalla: hay que estar abierto al cambio. Por naturaleza, nos sentimos reacios a los cambios, ya que nos incomodan. Pero la mejora duradera sólo se produce cuando tenemos la voluntad de cambiar un hábito o un comportamiento y la conciencia de que somos responsables de ese cambio.

7. Identifique los hábitos personales que te frenan

Todos tenemos hábitos personales que nos impiden ser conscientes y estar atentos. Son como procesos de fondo que se ejecutan en el cerebro y que drenan tu energía o te distraen de aquello en lo que deberías estar centrado. 

Si quiere mejorar como líder, tiene que reprogramar su cerebro para que adquiera buenos hábitos y perfeccionar su autoconciencia le ayudará a hacerlo. Defina sus malos hábitos. Ni siquiera es necesario cambiarlos inicialmente. Sólo tiene que entrenarse para darse cuenta de ellos y entonces podrá empezar a cambiar de dirección.

8. Abrace su intuición

Los líderes de éxito confían en sus instintos y están preparados para asumir los riesgos asociados a ellos. Nuestros instintos se basan en la supervivencia del más fuerte y en nuestra necesidad de triunfar: nos ayudan a decidir qué hacer a continuación y cómo priorizar. Aprende a confiar en estos instintos y a actuar según ellos. 

9. Tenga en cuenta también a los demás

Conocer sus puntos fuertes y débiles le ayudará a ser un mejor líder. Pero también es útil ser un buen observador de los puntos fuertes y débiles de los demás. Los equipos eficaces están formados por personas que se entienden y se complementan entre sí, en lugar de tener todos los mismos tipos de personalidad. 

Si es abierto de mente y objetivo, tener diferentes tipos de personas a bordo también te ayudará a aumentar tu autoconciencia y a profundizar en tu apreciación de la variedad inherente a los modelos de éxito. Contar con el complemento adecuado de personas en el equipo y un entorno de aprendizaje que le apoye le ayudará a ver con claridad lo que hace bien y lo que hacen bien los demás.

 

Contenido traducido y adaptado de Chrysos