francisco perez yoma 7 errores evitar empresario

7 errores que debe evitar si quiere ser un empresario exitoso

Nadie es perfecto. Todos cometemos errores y como dice el refrán, “si no está cometiendo errores entonces probablemente no está haciendo nada”. Como empresario, no va a ser perfecto y se producirán errores, es humano después de todo. Sin embargo, hay errores vitales que pueden ser evitados si usted pone de su parte para no equivocarse.

Estos son los siete errores más importantes que debe evitar si es empresario.

1. No aplicar entrenamiento cruzado en la empresa

Para empezar ¿Qué es el entrenamiento cruzado y cómo se puede aplicar en una empresa?
El entrenamiento cruzado se da cuando los empleados aprenden al 100% las funciones de sus respectivas áreas pero además practican en todos los departamentos y aprenden las funciones de cada área de la compañía.

Esto no sólo es inteligente, sino que también es un elemento crucial para la eficacia de una empresa en el mercado laboral. Asegúrese de que sus departamentos, y sus equipos, entiendan lo que hacen los demás y cómo intervenir en caso de que un empleado no esté allí para completarlo.

Los eventos suceden, incluso si piensa que no le sucederá a usted o a alguien de su equipo. Haga que sus empleados y sus departamentos estén preparados en caso de que surja algo que pueda afectar la eficacia y el flujo de trabajo de su empresa. Usted estará contento de que no se haya perdido nada, y sus clientes estarán contentos de que no se haya retenido nada mientras alguien estaba fuera de la oficina.

2. No pedir ayuda cuando la necesita

Lo entiendo. Sé que es difícil depender de la gente y no tener el control de todas las tareas de la empresa. Sin embargo, eso no sólo es imposible, sino que también es perjudicial para usted, tanto mental como físicamente. Como líder empresarial, está bien pedirle a otros que le ayuden en un proyecto o trabajo, por eso contrató empleados, ¿verdad?

3. Elimine el micromanejo

Para entender en qué consiste el micromanejo empezaré hablando de un día cotidiano en la vida de un león. Un león macho alfa pasa casi todo el día durmiendo porque sabe que las tareas más pequeñas están siendo manejadas por aquellos a quienes se las delegó. Como líder, usted debe delegar los trabajos y dejar que sus empleados tengan el control de esas tareas.

Como empresario es fácil querer supervisar todos los aspectos de su empresa, después de todo, es su empresa. Sin embargo, la microgestión de todos los aspectos de su empresa no sólo es agotadora, sino que también asfixia a su equipo. Si usted siente la necesidad de microgestionar, entonces estará enviando el mensaje de que no confía en su equipo para realizar el trabajo. Cuando la gente no se siente confiada para hacer el trabajo en cuestión, entonces se cuestiona su propia habilidad y experiencia para hacer el trabajo para el que fueron contratados en primer lugar.

4. Ideas grandiosas que no van a ninguna parte

Es genial si quiere expandir su compañía a la Antártida, pero si es algo que no va a suceder en los próximos años, entonces no persiga ese sueño. Gastar tiempo y energía en aspiraciones que probablemente no lo lleven a ninguna parte simplemente no es inteligente para los negocios. Entiendo que a algunos empresarios les gusta soñar en grande, pero hay una diferencia entre sueños y practicidad.

No gaste el tiempo de su equipo y los recursos de su compañía persiguiendo los sueños que son a largo plazo. Sus empleados se cansarán de realizar tareas que no tienen un objetivo medible. Esto les hará sentir que están perdiendo el tiempo.

Estas generaciones venideras quieren participar en la misión de la empresa. Si usted les da proyectos que no equivalen a nada, y son una pérdida de tiempo, se desanimarán y no tendrán miedo de dejar su compañía en favor de un trabajo que utiliza su tiempo y experiencia de manera mucho más efectiva.

5. Marketing extinto o ningún marketing

No puedo decirles cuántas veces he oído a alguien mencionar un restaurante local, pero no tengo ni idea de quiénes son ni de dónde están ubicados. En un pueblo pequeño, eso es muy importante, ya que es difícil perderse en la confusión de un pueblo que sólo tiene un número limitado de opciones.

En el mundo en el que la publicidad puede ser gratuita, más accesible (por ejemplo, las redes sociales) y fácil de usar, es difícil comprender por qué la gente no hace uso de ella. Si considera que la cantidad de recursos y herramientas en las redes sociales puede llegar a ser abrumador para usted, recuerde que para algunos trabajadores jóvenes, es un trabajo que les encantará hacer y lo asumirán sin ningún problema.

6. No retribuir nada a quienes hacen prosperar su empresa

Si quiere bajar la moral de sus colaboradores de forma inmediata, simplemente no los beneficie por todo el trabajo que ellos hacen por su empresa. Hacer que sus metas sean inalcanzables, no celebrar los logros y dar una retroalimentación negativa constante sin palabras positivas no sólo es degradante, sino simplemente ingrato.

Asegúrese siempre de que está haciendo cosas para mostrar su aprecio a sus empleados. Hacer un evento para el “Empleado del mes” o cenas de Navidad puede ser un beneficio simple, pero significativo, para sus empleados. A la gente le encanta que la aprecien y sobre todo que la reconozcan por su duro trabajo (¿a quién no le gusta eso?). Ignorar a los empleados que trabajan para usted, y no mostrar su aprecio por todo lo que hacen, es un error que realmente no puede permitirse cometer, especialmente en un mercado laboral competitivo.

7. No tomar vacaciones y tiempo para sí mismo

Lo más importante es que no cometa el error de olvidarse de sí mismo y de su propio bienestar. Incluso el más alto nivel de la compañía (CEO) se da tiempo para refrescarse y disfrutar de un tiempo fuera de su empresa.

Como empresario, es difícil imaginar que su empresa funcione sin usted allí. Sin embargo, es importante que se tome un tiempo para disfrutar de su vida fuera de la compañía. ¿Mirará hacia atrás en su vida y pensará en todas las transacciones comerciales exitosas que ha hecho? Probablemente no. Recordará los buenos momentos con la familia, los amigos, las personas realmente cercanas a usted.

Renunciar a unas vacaciones de trabajo es un error en muchos niveles. La vida se trata de los momentos fuera del lugar de trabajo, aunque parezca que estamos allí más que en casa. No tenga miedo de divertirse, además, sólo tiene una vida para vivir y no toda debería ser gastada solo en el trabajo.

Artículo traducido y adaptado de: Entrepreneur