producto servicio ayuda conocer clientes

Cómo su producto o servicio lo ayuda a conocer mejor a sus clientes

Al lanzar un nuevo negocio, el error más común que cometen la mayoría de empresarios, es hacer todo lo posible para presentar una gran cantidad de productos o servicios. Debido a que consideran que ello es una ventaja para llegar al éxito

Sin embargo, no lo es. Pues “más” significa un riesgo adicional y una complejidad innecesaria. Además, de incrementar tanto el tiempo que le tomará entrar al mercado, como la inversión.

A continuación  se presentan algunos aspectos importantes que debe recordar mientras prepara su ingreso al mundo de los negocios:

 

  1. No intente realizar todo en un solo día

Un empresario logró recaudar 2 millones de dólares en un negocio de Internet de consumo. Encontrar tanto dinero para empezar un nuevo emprendimiento es increíble, siendo este uno de los motivos que contribuye con el ánimo del negociante para seguir adelante.

No obstante, un año después, este emprendedor se estaba preparando para cerrar la compañía que había lanzado tan solo unos meses antes. ¿Cuál era la causa? La falta de dinero. Pero, ¿cómo es posible eso? Su gran visión, acerca de cómo su empresa pretendía proporcionar todo lo que su público objetivo pudiera querer comprar en la categoría. Por lo tanto, él y su equipo, invirtieron todo su tiempo y dinero en la construcción de algo grande y completo, confiando en que serían la primera opción de sus clientes. Sin embargo, no fue así.

Cuando ese negocio comenzó, estaban resolviendo un problema para cierto público a través de un concepto simple. Pero cuando llegó el dinero, todos empezaron a trabajar en otras “grandes ideas”. En otras palabras, pasaron de satisfacer la necesidad de cierto sector de la sociedad a intentar solucionar los inconvenientes de personas con intereses totalmente diferentes. Es por ello que empezaron a quedarse sin dinero, así que decidieron retirar el producto.

 

  1. Enfóquese en un solo producto o servicio

Al iniciar un nuevo negocio, ponga toda su energía en su producto o servicio. Asimismo, designe un producto mínimo viable (MVP) para que este le proporcione la oportunidad de aprender más sobre sus clientes, con la menor cantidad de tiempo, dinero y esfuerzo. Además, de contribuir con la recolección de retroalimentación valiosa que le será útil para conocer los disgustos de sus clientes. Implemente esta estrategia y disminuya significativamente el riesgo.

En caso que haya cometido una equivocación, entonces continúe leyendo esta entrada: Cómo aprender a manejar mejor el riesgo.

 

  1. Siga la regla del 85%: “Lo bueno es lo suficientemente bueno”

La búsqueda de la perfección es el enemigo de cualquier lanzamiento al mercado. Por ello, la regla general señala que un nuevo negocio que se encuentra al 85% del camino, indica que ya está listo para comenzar. En mi experiencia, el nivel de esfuerzo requerido para alcanzar el 100% no compensa el tiempo y los gastos adicionales que se realizan hasta llegar a dicha etapa.

 

  1. Aprenda de la recolección de retroalimentación

Una vez que lo haya lanzado, escuche y aprenda de su público. De tal manera que desarrolle circuitos de retroalimentación para aprender todo lo que pueda. ¿Qué es les gusta o no a los usuarios? ¿Qué características les gustaría que se añadieran para mejorar su experiencia o cuáles generan poco interés? Realice lo que tenga que hacer para comprometerse con sus clientes.

La parte más difícil de este proceso para muchos empresarios es ser completamente receptivos a lo que los clientes opinan. Ya que ningún negociante desea que su pasión y dedicación, se vean afectadas por comentarios negativos. Lo cual puede hacerle creer que el cliente simplemente no lo entiende. Sin embargo, es de suma importancia que implemente la retroalimentación en su estrategia. Debido a que es una herramienta de gran valor. Así que mejor preste atención, escuche, considere y emplee lo aprendido para mejorar o desechar algo de lo que ha construido o planeado.

 

  1. Evite las ideas momentáneas

Usted, su equipo, sus socios y todas las personas con las que comparta su visión tendrán ideas sobre lo que se debe agregar. Aunque muchos de ellos suenen bien en ese momento, en realidad solo causan distracción.

Su trabajo es mantenerse concentrado en un solo producto o servicio para ponerlo a la venta y luego, entregar el siguiente. Ya que al centrarse en un solo aspecto, usted puede llegar al mercado rápidamente, aprender mucho acerca de sus clientes reales y hacer cambios basados en sus comentarios.

 

Artículo traducido y adaptado de Entrepreneur.