francisco perez yoma emprendedor habitos

7 malos hábitos que pueden perjudicar su productividad

Eliminar los malos hábitos puede ser más efectivo y más fácil que añadir nuevos a su vida. Deshacerse de ellos puede ayudarle a aumentar su nivel de productividad.

Los líderes siempre están buscando aprovechar todos los recursos y las últimas tendencias para aumentar su productividad.

Sin embargo, el aumento de la productividad no se trata sólo de adquirir nuevos hábitos. Parte de la batalla es reducir las actividades que nos vuelven improductivos. Muchos de nosotros no lo hacemos por muchas razones pero la razón más común para no dejarlos atrás es la falta de decisión.

Auto-evaluarse y analizar todo lo que detiene su productividad le permitirá ver con atención aquellos habitos que son más perjudiciales y así poder luchar contra ellos y erradicarlos. Haciendo esto logrará ser mucho más eficiente en lo personal y también con todo su equipo.

A continuación, le hablaré de aquellas actividades que no le permiten ser productivo y que debe eliminar para trabajar de forma más eficiente.

1. No hacer ejercicio y no comer bien

Muchos empresarios sufren problemas de salud porque trabajan demasiado. Hacer ejercicio unas cuantas veces a la semana puede ayudarle a ser más productivo, gracias a los efectos positivos que tiene en su cuerpo y mente. No mantenerse hidratado o no comer alimentos saludables es tan perjudicial como no hacer ejercicio.

2. Revisar su teléfono o correo electrónico mientras trabaja

Trabajar con el teléfono al lado y con el correo electrónico abierto es común entre los millennials y otros trabajadores jóvenes. Sin embargo, hacerlo puede ser perjudicial para su rendimiento.

En lugar de prestar atención a las tareas importantes, usted puede ser interrumpido por las notificaciones de su teléfono. Cuando esto sucede, no puede concentrarse por completo y eso afectará su rendimiento laboral. Con esta distracción constante, pasará más tiempo pensando más en el próximo mensaje o correo electrónico que en el proyecto en el que está trabajando.

En su lugar, cierre el correo electrónico y ponga el teléfono en silencio. Se sorprenderá de lo mucho que puede lograr al enfocarse por completo durante una o dos horas.

3. No poner suficiente esfuerzo en el proceso de reclutamiento

Contratar a candidatos con mucho talento es una de las mejores cosas que puede hacer con su tiempo. Cuando encuentra personas que pueden integrarse a su equipo, puede delegar tareas y liberarse un poco. Estos nuevos colaboradores pueden aportar y contribuir mucho a la empresa.

Si usted enfoca su tiempo y energía en encontrar a las personas ideales para trabajar en su empresa, tendrá grandes recompensas en el futuro. Los mejores empleados son capaces de hacer mucho trabajo y lograr resultados óptimos, haciendo que el esfuerzo inicial valga la pena.

4. Delegue responsabilidades

Muchos gerentes no saben cómo delegar y eso los perjudica. Están demasiado acostumbrados a desarrollar las tareas por su cuenta. Si es una de esas personas, tiene que eliminar este hábito. Delegue algunas tareas a los integrantes de su equipo y podrá notar los resultados.

5. No sacar provecho de las horas más productivas del día

Hay partes del día en las que se siente lleno de energía y está preparado para ser más productivo. Las personas más eficientes utilizan estas horas para realizar las tareas que demandan mayor atención.

6. Negarse a invertir en sistemas o herramientas que le ayuden a largo plazo

A corto plazo, no hay muchos beneficios en la creación de sistemas o procesos. Empiece a utilizar herramientas que automaticen los procesos de su empresa. Existen aplicaciones y herramientas que sirven para todo tipo de situaciones, desde organizar las tareas de su equipo hasta procesos más complejos para sacar cuentas, estados financieros, entre otros.

7. No dormir lo suficiente

Al igual que con el ejercicio y la buena alimentación, usted tiene que dormir lo suficiente. Cuando no descansa las horas adecuadas, su índice de productividad será inferior comparado con lo mucho que puede producir si descansa correctamente.

Si usted pone en práctica estos consejos y empieza a eliminar malos hábitos de su vida, podrá ver los frutos en su día a día, en la energía, vitalidad y eficiencia que tendrá al trabajar, incluso podrá ser de inspiración para los colaboradores de su empresa. Si usted empieza a realizar capacitaciones y actividades para promover estos hábitos en su equipo, todos podrán ver la diferencia, en lo personal y en lo laboral.