francisco perez yoma nuevo negocio

6 cosas que debe conocer antes de comenzar un negocio

La vida de un empresario puede ser una verdadera montaña rusa. Después de haber iniciado algunos negocios en mi carrera, pensé que sería útil destacar algunas de las experiencias que he aprendido a lo largo del proceso, el tipo de consejo que me hubiera gustado recibir cuando empecé mi primer negocio, o incluso el segundo.

1. No subestime un plan de negocios

Si no está buscando financiación externa desde el principio, es tentador renunciar a escribir un plan de negocios formal. Sin embargo, tomarse el tiempo para escribir su plan de negocios, pronósticos y estrategia de mercadeo es una manera particularmente efectiva de materializar su visión. Toda la planificación debe centrarse en dos cuestiones esenciales: ¿Mi negocio está cubriendo una necesidad particular?, y ¿Tengo una oportunidad de resaltar en el mercado con mi propuesta de valor?

Además, no pase por alto la estrategia de salida al principio. ¿Quiere que sus hijos se hagan cargo de la empresa? ¿Quiere venderlo? Es crítico pensar en estas preguntas desde el principio, ya que los componentes básicos de su empresa (como la estructura legal) deben variar dependiendo del resultado final que está buscando para su ella.

2. No se quede atascado en el pasado

Mi esposa y yo lanzamos nuestro primer servicio de presentación de documentos legales en línea en 1997, y luego volvimos a entrar al mercado con nuestra segunda compañía en 2009. Aunque nuestra experiencia previa nos dio una ventaja la segunda vez, pronto nos dimos cuenta de que el panorama del mercado había cambiado drásticamente desde nuestra primera compañía. Tuvimos que dejar de pensar en los competidores anteriores, las necesidades de los clientes y las expectativas de servicio y escribir un nuevo plan.

El mercado y su plan de negocios son entidades vivas; están en continuo cambio. Ya sea que sea su primera o quinta empresa en un mercado, tiene que seguir preguntando: ¿Qué tenemos que hacer hoy?

3. No contrate amigos

Formo lazos rápidamente y me hago amigo de las personas que me rodean. Aunque en general considero que esto es un rasgo positivo, ha creado algunas situaciones difíciles a la hora de dirigir un negocio. A veces me he resistido a dejar ir a los empleados, aunque sé que no encajan bien. Si las cosas no están funcionando entre un empleado y la empresa, es hora de dejar de lado los sentimientos y confiar en que la persona encontrará una situación mejor en otro lugar.

Desafortunadamente, también he aprendido que la gente puede decepcionarte, desde la pereza hasta el fraude. Sigo creyendo que la fe en la gente es algo bueno. Sin embargo, la fe ciega puede traer problemas.

4. No se zambulla sin un plan

Al igual que el plan de negocios, es fundamental que piense en cualquier iniciativa que desee lanzar. Cuando usted está iniciando su negocio, es fácil emocionarse con las ideas nuevas. Sin embargo, tenga cuidado de no perder la concentración. Avanzar es crítico para cualquier empresa que esté empezando, y cambiar constantemente de dirección puede impedir este progreso. Con cada nueva idea, dé un paso atrás y piense cómo encaja en el objetivo y la visión general de su empresa, y luego cree un plan sobre cómo hacer que esto suceda.

5. No caiga en la trampa de los descuentos

Al principio, demasiadas empresas jóvenes sienten la presión de reducir fuertemente sus precios para poder ganar clientes. Mientras que la adquisición de clientes es importante, atraer consumidores a niveles de precios insostenibles sólo resultará en una carrera que lo llevará hacia el fondo. He aprendido que, a largo plazo, es mejor que se concentre en cómo aportar más valor a los clientes, en lugar de simplemente recortar los precios.

6. No tenga miedo de fallar

El entrenador de fútbol Sven-Goran Eriksson dijo una vez: “La mayor barrera al éxito es el miedo al fracaso”. El camino de un empresario no está trazado y a veces es un poco accidentado. Es fácil estresarse o entrar en pánico, pero no puede dejar que el miedo le impida seguir sus sueños. Piénselo de esta manera: cuanto antes fracase, más cerca estará de descubrir una alternativa que funcione mejor.