¿Cómo alinear la motivación de mis colaboradores hacia el objetivo corporativo?

Esto es importante considerando que la motivación es vital para el éxito de cualquier empresa. Entre los empleados que dijeron que su equipo de dirección les ayudó a establecer objetivos de rendimiento, la mayoría dijo que se sentían más comprometidos. La conclusión lógica aquí sería que cuando los empleadores motivan a sus equipos, los miembros del equipo se involucran más en su trabajo.

La motivación es un factor que debe considerar para optimizar el rendimiento de sus colaboradores. Si busca formas de desarrollar este aspecto, conocerá el verdadero potencial de sus empleados y verá resultados notorios en un corto plazo.

Comunicarse con su equipo y motivarlos con metas personales, puede ayudar a crear un ambiente de trabajo productivo y feliz. Aquí daremos un vistazo a cómo algunas organizaciones están haciendo justo lo contrario. Aquí también hay formas de mejorarla:

1. Ignorar la retroalimentación

Muchas empresas piden información a través de encuestas, pero nunca hacen un seguimiento o actúan en base a la información recibida. Aunque la realización de tales encuestas parece un gesto bien intencionado, sin ninguna acción para implementar mejoras, las simpre acción resulta irrelevante y poco valorada por sus colaboradores..

Los empleados quieren que se les escuche y se tome en cuenta su opinión. Proporcionarles una salida para expresar sus opiniones es sólo la mitad de la batalla.

Implemente un programa de retroalimentación. Hay varios tipos de procesos que son efectivos para hacer que los empleados se sientan incluidos.

Los programas de retroalimentación pueden incluir simples políticas de puertas abiertas, en las que los empleadores invitan a cualquiera a su oficina para ofrecer sugerencias, o un equipo de “entrenadores de retroalimentación” ayuda a los empleados a formular consejos prácticos y a guiar a la gerencia en la búsqueda de soluciones.

Un diagrama de flujo también es bueno para ayudar a los empleados a visualizar el ciclo de vida de la creación de ideas, la estrategia de implementación y la ejecución. Permite a quienes identifican un problema crear una solución y, con la aprobación de las instancias superiores, ponerla en práctica. Por lo tanto, hacer un diagrama de flujo visible para que toda la oficina lo vea, fomentará la colaboración en temas comunes.

No importa qué programa se seleccione, el seguimiento es esencial, especialmente cuando una sugerencia es negada. Explique por qué ciertos consejos no serán efectivos. Esta técnica de gestión proactiva demuestra respeto por cada empleado y las ideas de todos.

2. No reconocer a los empleados

El reconocimiento tiene un impacto mayor del que la mayoría cree. Si los empleados no se sienten notados o valorados por sus contribuciones a la empresa, pueden perder el impulso y sentirse desinteresados.

Los programas de reconocimiento pueden ser más que tarjetas de regalo de cafeterías y un apretón de manos. Haga que su programa sea divertido y emocionante. Tan creativos como encaje en la cultura de su empresa.

Utilice los medios sociales y celebre públicamente las victorias y los aniversarios de los empleados. Organiza juegos como las Olimpiadas de la oficina o torneos de ping pong como recompensa por alcanzar las metas de ventas. Algunas empresas invierten en sorprendentes miembros de equipo con figuras de acción y coleccionables personalizados. Haga que sus empleados se emocionen por su próxima palmada en la espalda.

3. Cubrir el negocio en secreto

A los empleados les gusta conocer las expectativas de sus gerentes y la naturaleza de su papel en proyectos específicos. Cuando no lo hacen y, en consecuencia, se sienten excluidos, el estrés se apodera de la oficina.

La falta de información y un liderazgo poco claro son algunos de los principales factores de estrés en el trabajo. Cuando los empleados están estresados, la productividad y el compromiso sufren, y algunos pueden empezar a abandonar el barco.

Además, la mayoría de las organizaciones no están logrando que sus valores sean claros para el personal. Una gran parte de los colaboradores se sienten particularmente motivados por la misión de su compañía.

Una cultura transparente es la mejor solución a los problemas que implican ambigüedad y falta de comunicación. Revise sus valores fundamentales y su declaración de misión, revísalos si es necesario para hacerlos accionables y compártalos con todos los empleados. Integre el mensaje en la correspondencia de la oficina, como boletines y correos electrónicos de trabajo, e imprimir letreros para decorar la oficina.

Además, crear un proceso de toma de decisiones en colaboración que incluya a los empleados. Organizar reuniones de todo el equipo y recoja tantas opiniones como sea posible para motivar al equipo a contribuir al logro de los objetivos de la organización y a la consecución de la misión de la empresa.

Considere cada uno de los temas que se han tratado, autoevaluarse usted y su empresa para poder identificar cuales son sus debilidades y fortalezas a nivel personal como corporativo. Aprender es parte del proceso y muchos de sus colaboradores tienen una idea que puede generar una transformación y mejorar los procesos de su empresa.