Como fomentar la pasión en sus colaboradores

Un trabajo se parece mucho a una relación: es divertido y excitante al principio, pero después de un tiempo, las mariposas pueden convertirse en apatía. A diferencia de las relaciones personales, la relación de un empleado con el trabajo comienza con una fase de luna de miel, y a menudo tiene picos, valles y mesetas. Y al igual que las relaciones, inevitablemente la luna de miel termina, y la pasión ardiente del empleado puede desvanecerse en brasas que requieren ser avivadas para volver a encenderse.

Cuando los gerentes no añaden más leña al fuego, se arriesgan a que sus empleados se sientan abrumados, exhaustos, aburridos, y finalmente pueden invitar a la rotación de personal a su negocio, y todos sabemos que la rotación de personal es costosa. Teniendo en cuenta estos hechos, a un gerente le conviene invertir en la participación óptima de sus empleados y mantener el fuego siempre vivo.

Antes de que eso suceda, esté atento a los signos reveladores de problemas y tome medidas para abordarlos antes de que se intensifiquen.

Si sus empleados están más preocupados por las consecuencias de cometer un error que por correr el riesgo de fracasar y aprender de su fracaso, usted tiene un problema. Lo que sugerimos es cambiar las cosas celebrando los fracasos de los empleados.

2. La información es exclusiva

Una clara señal de problemas en la organización surge cuando la información esencial se convierte en exclusiva para una pequeña élite de empleados, en particular la información clave como los objetivos de la empresa y los departamentos, el rendimiento y los resultados financieros, los planes estratégicos, etc. La información privilegiada no debería tener ningún valor porque, en primer lugar, no debería haber ninguna. Toda la información necesaria para planificar, trazar estrategias, innovar, medir el rendimiento y tener éxito debe ser compartida libremente en toda la empresa.

3. Todo sucede por correo electrónico

Si nota que sus empleados están haciendo negocios exclusivamente a través de una pantalla de computadora, o comunicándose entre sí de esa manera, incluso cuando una llamada telefónica o una reunión cara a cara sería casi tan conveniente, eso es a menudo una bandera roja. Puede significar que sienten que sus trabajos no valen el esfuerzo extra que requiere una reunión cara a cara, o una llamada telefónica. Las reuniones cara a cara son siempre el método más poderoso para crear una relación de confianza, así que da el ejemplo conociendo a los clientes y a los equipos en persona siempre que puedas, y anima a los empleados a hacer lo mismo. Con el tiempo, sus empleados verán lo mucho más efectivo que puede ser el elemento personal.

4. Los empleados no se ayudan entre sí

Mire de cerca cómo sus empleados interactúan entre ellos. Los empleados que no invierten en el futuro de su organización generalmente no se esfuerzan en dar indicaciones a la nueva persona contratada o en corregir el informe de un colega, por ejemplo. Si esto está sucediendo en su empresa, comience por emparejar a los nuevos empleados con empleados experimentados que puedan orientarlos y alentarlos. El nuevo empleado apreciará la orientación personalizada y la tutoría. Además, los empleados más experimentados se suavizarán cuando vean lo satisfactorio que puede ser transmitir sus conocimientos y experiencia.

5. Las cosas parecen no hacerse
Cuando los empleados no cumplen con los plazos u otros hitos importantes, su primer instinto puede ser el de repartir las consecuencias. Por todos los medios, hacer responsable a la gente cuando no cumplen con sus obligaciones. Pero antes de hacerlo, comience examinando cómo sus propias acciones pueden haber contribuido al problema. ¿Le resulta difícil delegar proyectos importantes? ¿Insistes en pasar cada nueva idea por usted antes de dejar que un empleado la lleve a cabo? Si usted se involucra en comportamientos como estos, puede estar haciendo difícil que los empleados sean dueños de sus propios proyectos, o que los terminen a tiempo.

Siete consejos para reavivar la pasión de los empleados por el trabajo

Si los escenarios mencionados suenan como su compañía, no se desespere. En el fondo, los empleados están rogando para recuperar la esperanza y el entusiasmo, pero necesitan su ayuda. Si hace un esfuerzo genuino por seguir estos consejos, tomados de nuestra encuesta sobre la Pasión por el Trabajo en Oriente Medio y el Norte de África, febrero de 2016, no sólo notará cambios de actitud, sino cambios reales de comportamiento entre sus empleados.

1. Conozcanse unos a otros
Los empleados están dispuestos a trabajar más duro para un gerente que se interesa por ellos y se compromete con ellos a nivel personal.la mayoría de empleados afirman que sus gerentes les proporcionan retroalimentación y se preocupan genuinamente por su crecimiento y desarrollo profesional.

2. Ofrecer oportunidades de innovación y recompensar la participación
El principal obstáculo para el compromiso de los empleados suele ser la falta de estrategia y la existencia de prioridades contrapuestas. Se puede sortear esto cuando se presenta el desafío con una estructura para la participación y un sistema de recompensas y reconocimiento. Anime a sus empleados a aprender nuevas habilidades. Aprender una nueva habilidad es una gran manera de sentirse inspirado de nuevo y les hará sentirse valiosos. Sus empleados pueden leer un nuevo libro recomendado por usted, navegar por los blogs de la industria, tomar cursos en línea, participar en proyectos interdepartamentales, que se les asigne un mentor, o simplemente se les anime a hacer más preguntas en el trabajo.

3. Celebrar juntos
Ya sea un almuerzo de la empresa o un compromiso para celebrar los cumpleaños o compromisos de los empleados, estos eventos proporcionan a los empleados la oportunidad de interactuar a nivel personal entre sí. También sirven como una gran oportunidad para aumentar los niveles de compromiso en el lugar de trabajo.

4. Haz que cuente
¿Sus empleados saben cómo su trabajo contribuye a los objetivos de la organización? ¿Se entienden y se celebran los KPI cuando se alcanzan los objetivos? ¿Cómo se recompensará su duro trabajo? Los empleados quieren sentir que su trabajo es significativo, así que hágaselo saber, esto anima a sus colaboradores y mejora su eficiencia en la aplicación de tareas.

5. Escuchen
Pedir a los empleados que den su opinión y que pongan en práctica sus ideas puede ser la forma más fácil de involucrar a su fuerza de trabajo. Si sus empleados sienten que contribuyen a la toma de decisiones, se sentirán más arraigados en el equipo y comprometidos a trabajar para el éxito de la organización.

6. Elogie cuando sea necesario
No es sorprendente que la gente aprecie el ser reconocida por un trabajo bien hecho. Elogiando a los empleados que se lo merecen, los miembros de su equipo se sentirán motivados a repetir sus comportamientos positivos y la moral general mejorará.

7. Construir equipos de apoyo
Construya equipos dentro de los departamentos, y en toda la empresa, para permitir una discusión abierta de las metas y los obstáculos. Hay muchos ejercicios que pueden ayudar a los equipos a encontrar sus fortalezas y debilidades. Estos ejercicios pueden eliminar las barreras y los puntos ciegos e impulsar al equipo hacia nuevos éxitos.

Artículo traducido y adaptado de Entrepreneur.