meditacion hombres tranquilidad

3 consejos para la meditación y beneficios para los hombres

La meditación ha crecido en los últimos años, y todo el mundo, desde Paul McCartney hasta LeBron James y Oprah Winfrey, ha declarado tener una práctica de meditación, pero, sin embargo, todavía hay más mujeres que hombres que declaran meditar con regularidad.

Entre 2012 y 2017, el número de personas que declararon meditar en la Encuesta Nacional de Información sobre la Salud se triplicó con creces.1

En esta gran muestra de casi 100.000 personas, hay más mujeres que hombres (el 16 % de las mujeres frente al 11 % de los hombres) que también declaran meditar con regularidad.

¿Qué es la meditación?
Si le preguntas a alguien qué es la meditación, obtendrás tantas respuestas como tipos de meditación existen. Sin embargo, la mayoría de las personas estarán de acuerdo en que la meditación es una práctica que les ayuda a sentirse más arraigados y centrados en sí mismos.

¿De dónde procede la práctica de la meditación?

La práctica de la meditación se originó en la India en los antiguos tiempos védicos. El objetivo de la meditación es conectar con el Ser interior.

En los textos budistas, la traducción más cercana de la palabra “meditación” es la palabra “Dhyana”, que se refiere al entrenamiento de la mente para ralentizar las respuestas automáticas con el fin de lograr una mayor conciencia y una sensación de calma.

Beneficios de la meditación

Se sabe que la meditación ayuda a un sinfín de afecciones, tanto mentales como físicas. También aumenta la sensación general de bienestar y la calidad de vida.5 Algunas de las afecciones a las que puede ayudar el mindfulness (junto con otras intervenciones) son las siguientes:

  • Dolor crónico
  • Presión arterial alta
  • Síndrome del intestino irritable (SII)
  • Colitis ulcerosa
  • Ansiedad
  • Depresión
  • Insomnio
  • Dejar de fumar
  • Trastornos por consumo de sustancias

Beneficios de la meditación para los hombres

Aunque la meditación puede ayudar a cualquier persona con los problemas de salud mencionados, hay algunas áreas específicas en las que los hombres se beneficiarán de la meditación.

Puede ayudar con la infertilidad masculina

La meditación puede incluso ayudar con la infertilidad masculina, que es la incapacidad de un hombre para embarazar a alguien debido a una variedad de problemas en el sistema reproductivo masculino, así como a factores del estilo de vida.

El estrés puede dañar el ADN del esperma. En un estudio,7 los cambios en el estilo de vida, como la meditación, permitieron revertir parte del estrés oxidativo que puede contribuir a la infertilidad masculina.

Puede reducir la presión arterial

Otro estudio que analizó específicamente a hombres (y mujeres) de raza negra8 descubrió que la práctica de la meditación trascendental estaba asociada a la reducción de la presión arterial sistólica entre aquellos que tenían una presión arterial normal alta.

Puede regular las hormonas

Un estudio diferente de hombres que practican la meditación trascendental9 mostró una alteración positiva de las hormonas, incluyendo la testosterona, el cortisol, la hormona estimulante de la tiroides y la hormona del crecimiento.

meditacion tranquilidad

Meditación para hombres en el trabajo

Tomarse un tiempo para meditar también se está normalizando en el mundo de los negocios, con ejecutivos como el ex CEO de LinkedIn, Jeff Weiner, hablando de meditar regularmente. Saber que la meditación puede ayudar en el trabajo es una de las razones por las que algunos hombres se dedican a ella.

Y la meditación puede mejorar el rendimiento en el trabajo, tanto a nivel personal como organizativo. Un grupo de trabajadores de una empresa italiana practicó la meditación diariamente durante tres meses. Al final de este período, no sólo había aumentado la productividad y disminuido los errores, sino que los trabajadores también informaron de una mayor felicidad.

Los hombres y las mujeres pueden responder a la meditación de forma diferente

Teniendo en cuenta que los hombres y las mujeres están socializados de forma diferente para cumplir ciertos roles de género, no debería sorprender que los hombres y las mujeres respondan a la meditación de forma diferente.

El Cuestionario de los Cinco Factores de la Atención Plena mide la puntuación de las personas en cinco facetas diferentes de la atención plena: observar, actuar con conciencia, describir, no juzgar y no reaccionar. Los resultados11 de la administración de este cuestionario antes y después de un entrenamiento de meditación de 12 semanas mostraron que la meditación tiene más probabilidades de ayudar a las mujeres a mejorar su regulación emocional al aumentar la aceptación de su experiencia y ganar claridad atencional.

Los hombres, por su parte, mejoraron su reactividad emocional, la ausencia de juicios y la autocompasión a través de la atención plena, lo que supuso un aumento de su capacidad para identificar, describir y diferenciar sus emociones.

La investigación también ha demostrado que los hombres son más propensos a expresar el malestar psicológico a través de conductas externalizadas como el consumo de sustancias o el comportamiento violento, por ejemplo. Muchos hombres dirigen su actividad emocional hacia el exterior, por ejemplo, a través de los deportes o los videojuegos, mientras que las mujeres son más propensas a escribir un diario o a rumiar.

Cómo meditar para los hombres

La meditación representa un amplio abanico de técnicas, por lo que los hombres pueden querer estudiar algunos enfoques de mindfulness específicos para su género. Pueden inclinarse por formas de meditación más activas, ya sea físicamente, como una caminata de mindfulness, o psicológicamente más activas y menos pasivas, como aprender a etiquetar las propias emociones.

Hay dos tipos de actividades basadas en la atención plena que pueden ser especialmente útiles para los hombres:

  • La meditación de monitorización abierta implica sintonizar con todo, es decir, observar los cinco sentidos, así como mirar dentro de uno mismo para ver lo que se siente tanto físicamente a través de las sensaciones corporales como de los sentimientos. Puede parecer abrumador, pero este tipo de meditación implica observar tus pensamientos y sentimientos sin juzgarlos.
  • El etiquetado de los afectos, a veces descrito como “nombrarlo para domarlo”, consiste en anotar para uno mismo -en voz alta, en la cabeza o en un papel- lo que se siente. Se cree que esta forma de exteriorizar los sentimientos empieza a crear un espacio para ellos. Hacerlo puede disminuir su poder, sobre todo en los hombres. Desde el punto de vista neurobiológico, se ha descubierto que esto disminuye la reactividad emocional en el cerebro.

meditacion hombres

¿Y si no me gusta estar “sentado”?

Caraballo dice que ha tenido clientes que sienten que la meditación “no es suficiente. El hecho de sentarse es difícil de vender, es difícil de cuantificar para ellos y no saben lo que van a obtener de ello”.

Para ellos, recomienda cosas como un paseo de atención plena. Sus sugerencias para aprovechar al máximo un paseo de atención plena son utilizar los cinco sentidos para sintonizar con lo que te rodea haciéndote preguntas como éstas:

  • ¿Qué ves?
  • ¿Hay olores que percibes?
  • ¿Qué sonidos hay a tu alrededor?

¿Qué pasa si no estoy meditando de la manera correcta?

Caraballo dice que ve a muchos hombres que piensan que “no lo están haciendo bien, y eso puede ser muy profundo para la gente”, dice. “Intento verlo como que aunque no lo hagas ‘bien’, sea lo que sea que signifique para ti, sigues ganando algo. Sigue siendo un tiempo dedicado a ti mismo, y es mejor que no haberlo hecho”.

Puede ser habitual que la gente sienta que no ha “llegado” si no se relaja mágicamente después de una sesión de meditación, pero es un proceso y un viaje, y a veces se tarda un poco más en asentarse.

Traducido y adaptado de Verywellmind