francisco perez yoma 3 errores financieros comunes empresarios cometen

3 errores financieros más comunes que los empresarios cometen

Aproximadamente un tercio de las empresas pequeñas no sobreviven más de dos años y el 50 por ciento de las empresas fracasan después de 5 años. No es extraño que uno de los mayores desafíos para los emprendedores es poder administrar el dinero de forma correcta, y la consecuencia de tomar malas decisiones financieras es el fracaso y bancarrota de una empresa. 

Según una encuesta en el año 2016, el 36 por ciento de las organizaciones dijeron que el mayor desafío que tenían era gestionar el flujo de caja. El 43 por ciento mencionó que el les costaba mucho tener ganancias y aumentar los ingresos. Así que en el siguiente artículo, compartiré con ustedes las respuestas a las siguientes interrogantes: ¿Cuáles son los mayores errores financieros que cometen los empresarios y si aún no ha pasado por situaciones complicadas relacionadas al dinero, cómo puede evitarlo? Veamos cuáles son los 3 errores más comunes. 

Empezar a trabajar sin un plan de negocios 

Su plan de negocios es la base de su empresa. Es el plan que utilizará para estructurar todas sus operaciones y medir su progreso. Cuando llegue el momento, su plan de negocios es también lo que lo ayudará a convencer a otros de que trabajar o invertir en su negocio es la decisión correcta. 

No necesito un plan de negocios porque no necesito generar muchos ingresos, mi empresa es sin fines de lucro.

Decir esto es un gran error: Su plan de negocios no es simplemente una herramienta para poner obtener ganancias. Un plan de negocios sólidos es una hoja de ruta que lo ayudará a poner en marcha las estrategias de marketing y otras acciones operativas que ayudarán a cumplir los objetivos que tiene desde el inicio. 

El plan debe contar la historia financiera de su empresa: pasado, presente y futuro. Si apenas está comenzando, desea incluir cuál es su visión financiera para los próximos cinco años. Establezca metas por trimestres o mensuales para poder ser responsable y ordenado durante cada año. Todos los años cambian porque las empresas no solo dependen de factores internos sino también de externos como la situación económica de un País, los problemas políticos e incluso una empresa puede verse afectada por los desastres naturales. Por esta razón, es necesario actualizar el plan de negocios anualmente para poder desarrollar estrategias que nos ayuden a enfrentar todas las situaciones que se presenten durante este período de tiempo o también poder tomar precauciones antes futuros problemas desarrollando planes de contingencia. 

Puede que no esté buscando inversionistas desde el inicio, pero si en algún momento una oportunidad se le presentara, debe tener un plan sólido, ordenado, capaz de sustentar por qué su negocio es ideal para invertir, por ello, es importante detallar ratios de rentabilidad, flujos de caja, estados financieros que puedan ser las pruebas fehacientes que su negocio si funciona en el mercado en donde se encuentra posicionado. 

Por otro lado, un plan de negocios también puede ser una buena herramienta de reclutamiento, especialmente si tiene una startup, ninguna persona ingresaría a trabajar a una empresa que no tiene los ingresos suficientes para pagar al personal y otros gastos. 

No separar sus cuentas financieras personales de las comerciales

 “Por ahora sólo soy un freelance. No necesito una cuenta de negocios.”

Equivocado. Desde el momento en que usted empieza a ganar dinero por sus servicios, usted es el dueño de un negocio. Así sea empresario, consultor, solopreneur o freelance, usted es acreedor de una empresa y por lo tanto, debe tener una cuenta personal y una cuenta comercial. 

No preocuparse por sus obligaciones tributarias

Impuestos. El dolor de cabeza de muchos son los impuestos que tenemos que pagar. Es posible que se haya molestado al ver la cantidad de impuestos que debe declarar. Ahora usted es el único responsable de las obligaciones tributarias y si no le da importancia a este factor. Su empresa puede estar en peligro de fracasar. Si está iniciando un negocio e-commerce, pagar impuestos puede ser relativamente simple. Pero a medida que su negocio crece, es fácil quedar atrapado en medio de tantos pagos, descuidando las responsabilidades fiscales provocando deudas y muchos inconvenientes que pueden pasarnos factura más adelante. 

La manera más fácil de mantenerse al tanto de sus obligaciones tributarias es pagar impuestos trimestrales y llevar un orden de todos ellos. 

Usted como empresario debe hacer las cosas bien desde el principio. Contrate a un profesional para que lo ayude con los procesos contables de su negocio. Si empieza a ser cuidadoso y a tomarle atención a cada uno de estos factores podrá tener mayores oportunidades de sacar adelante su negocio, ya que estará preparado para enfrentar situaciones imprevistas, estará al día con todos los pagos e impuestos que debe declarar y además tendrá un plan de negocios sólido que lo guiará en el proceso de toma de decisiones. 

Artículo traducido y adaptado de Kabbage.